JETSUNMA TENZIN PALMO EN CHILE

JETSUNMA TENZIN PALMO 

EN CHILE, 23, 24, 25 Marzo 2018

Es un privilegio anunciar que esta notable maestra visitará por primera vez nuestro país para desarrollar un programa de gran riqueza espiritual.

INSCRIPCIONES: institutobudista@gmail.com  +56 988919856

CHARLA PÚBLICA

Vi. 23 Marzo: 19.30 hrs. Lugar: por confirmar

ENCUENTRO DE ENSEÑANZA Y MEDITACIÓN

Sá. 24 y Do. 25 Marzo

AM: 10.00 a 12.00 hrs.

PM: 15.00 a 17.00 hrs.

Lugar: Av. José Arrieta 10.117 esq. Álvaro Casanova, La Reina-Peñalolén.

 

“Cuando estaba en un pequeño monasterio de Lahaul
vi por mí misma que las monjas, por muy inteligentes y dedicadas que fueran, no tenían oportunidad de estudiar
y no tenían acceso a enseñanzas superiores”.

Jetsunma Tenzin Palmo (Londres 1943). A los veinte años viajó a India en busca de un maestro y un año después se convirtió en una de las primeras mujeres occidentales en recibir ordenación como monja budista en la tradición tibetana, condición que continúa manteniendo más de cuarenta años después.

Al concluir un periodo de doce años de estudio y frecuentes periodos de meditación en solitario durante los largos inviernos del Himalaya, buscó un lugar para meditar en total aislamiento. En una remota área de Lahoul, al norte de India, encontró una cueva apropiada donde vivió y practicó durante doce años. Permaneció recluida dentro de la cueva a causa de la nieve más de seis meses al año.En ese entorno pudo proseguir una práctica intensa de meditación que se muestra en las páginas de su libro “Reflejos en un lago del Himalaya”, con expresiones llenas de vivencias meditativas adquiridas día a día. Después de la publicación de su biografía en “Cueva en la nieve” por Vicki MacKenzie en 1998, su perfil aumentó exponencialmente y ella comenzó viajes internacionales de enseñanza. Otro de sus libros “En el Corazón de la Vida”, se puede encontrar también en el formato eBook. En el año 2000 fundó el monasterio “ Dongyu Gatsal Ling para la formación de jóvenes monjas.

“Una gran parte de nuestra práctica es reconocer dónde están nuestras debilidades, dónde están nuestras dificultades y tomarlas y usarlas como nuestro camino.
Si todos fuéramos tan perfectos no necesitaríamos un camino”.